Hipersensibilidad Electromagnética

¿Desarrollaste una Hipersensibilidad Electromagnética?

La hipersensibilidad electromagnética (EHS), o electrohipersensibilidad, tiene lugar cuando la radiación electromagnética (EMF) a la cual te exponen tus aparatos electrónicos, supera la capacidad de tu cuerpo para lidiar con ella, desencadenando síntomas y enfermedades graves en tu organismo. Por eso, tener a la mano productos para reducir la radiación es tan importante en la búsqueda de tu bienestar, pues estos disminuyen el riesgo de adquirir este mal del Siglo XXI.

Esto se debe a que tu cuerpo no fue diseñado para lidiar con la presencia constante de electromagnetismo o contaminación ionizante. Por eso, cuando la cantidad de EMF es muy alta y te expones a ella sin productos para reducir la radiación, las señales se manifiestan. Algunas pueden aparecer como fatigas crónicas, pero otras pueden ser más serias, tratándose de fibromialgias, esclerosis múltiple y hasta cáncer. Algunos de los síntomas primarios y básicos pueden ser:
  • Erupciones en la piel, similares a las quemaduras.
  • Resplandor rojo sobre las cejas y el puente de la nariz.
  • Sarpullido en el área más expuesta.
  • Hipersensibilidad a la radiación.
  • Dolores e inflamación en los ganglios linfáticos.
  • Fatiga mental.
  • Debilidad en el lado derecho del cuerpo.
  • Depresión.
  • Daños en la vista.
  • Taquicardia.
  • Ataques de ansiedad.
  • Pequeñas protuberancias en áreas expuestas.
  • Presión detrás de los ojos, en especial del derecho.
Si identificas una o varias de las condiciones aquí mencionadas y eres consciente de que, a la vez, estás rodeado por un ambiente de alta concentración electromagnética, sin productos para reducir la radiación a la mano, te recomendamos visitar a un especialista. Además de eso, implementar una serie de consejos, que resultarán claves a la hora de reducir la radiación y sus efectos. Estos son:
  • Conocer las fuentes de radiación EMF de los lugares que frecuentas, para contrarrestarlas, eliminarlas o neutralizar sus efectos con productos especializados como los diseñados por Telmo Rehm, los cuales podrás encontrar en nuestra sección Productos para reducir la radiación.
  • No lleves metales pesados contigo. Recomendamos reemplazar las calzas dentales (o empastes elaborados con mercurio) con piezas de porcelana. Así mismo, remover alfileres, grapas propias de cirugías, joyas, o ropa de metal, así como alambres de tu ropa.
  • Aumenta el contenido de yodo. Compuestos con selenio, B-6 y magnesio ayudan a absorber este elemento químico. Si los consumes, te desintoxicarás de metales pesados, así como ayudarás a tu tiroides, reducirás el número de bacterias dañinas y tendrás protección celular en contra de la radiación. Algunos pacientes con cáncer tienen bajos índices de yodo.
  • Reequilibra el campo electromagnético de su cuerpo continuamente. Con nuestras placas DomoTelmo o nuestras placas autoadhesivas, podrás combatir los efectos de las ondas electromagnéticas. Además, también tenemos placas personales, de 5cm x 3.5cm, las cuales han sido muy recomendadas por médicos a la hora de disminuir las radiaciones y el estrés eléctrico.
  • Ten cuidado con el estrés. Como viste anteriormente, dos de los síntomas de la hipersensibilidad electromagnética son los ataques de ansiedad y la depresión. Si estás deprimido, estresado y no entiendes el porqué, puedes correr el riesgo de intentar algo perjudicial para tu salud.
Como puedes ver, los síntomas de la hipersensibilidad electromagnética son una realidad. De hecho, pueden destruir el estilo de vida que amas y llevarte a padecer diversas enfermedades, aun mortales. Para evitar esto, te invitamos a conocer más al respecto y a adquirir nuestras placas especiales, las cuales podrás conocer en nuestra sección Productos para reducir la radiación. Tal vez no puedas remover las ondas electromagnéticas de algunos lugares que te rodean, pero con nosotros, serás capaz de evitar que estas te afecten. ¡Visítanos!

Compártalo con amigos
0
0
0
Compártalo con amigos

¿Cómo reducir los efectos de la contaminación electromagnética en tu salud?

Consejos bienestar y salud
Tu vivienda no debería estar cerca de líneas de alta tensión, transformadores eléctricos, antenas de telefonía móvil, radares o repetidores de televisión y radio. Además es importante ventilar tu hogar a diario.
Consejos bienestar y salud
La Geopatía es un lugar o espacio donde es más difícil permanecer debido a las diferencias de las radiaciones naturales con las de las áreas colindantes. Si la geopatía esta ocupada por una cama, no habrá sueño reparador.
Consejos bienestar y salud
Evita a toda costa, dormir al lado de tu teléfono celular o teléfono inalámbrico. Idealmente, desconecta por la noche, otros electrodomésticos que se encuentren en tu habitación.
Consejos bienestar y salud
En tu habitación es recomendable separar al máximo la cama de la pared donde están los enchufes, así podremos descansar mejor.

Dormir mal es algo que nos puede pasar a todos, aunque claro, de vez en cuando. Una mala noticia, estrés, tristeza, alta expectativa respecto de un acontecimiento futuro, indigestión, incomodidad, calor, sed, o hasta preocupaciones, suelen ser algunas razones que interfieren el descanso.
Dormir es una actividad que ayuda a recargar las células del cuerpo con más energía, limpia los desechos que quedan en el cerebro y ayuda a mejorar funciones como la memoria y el aprendizaje.
Las estadísticas son irrefutables. Un 59,6 % de los colombianos, es decir, casi tres de cada cinco, se ven actualmente inmersos en luchas contra diversas condiciones que afectan su calidad de sueño, según la revista Sleep Science. Es por eso que, el auge actual de los Productos para dormir mejor es más que comprensible.
Nuestro cuerpo funciona bioelectricamente sincronizado con el electromagnetismo o radiación natural que en la mayoría de los casos se puede considerar apropiado para el desempeño de las funciones...
Para hablar de la contaminación electromagnética en una oficina, recurriremos por un momento al lenguaje de la meteorología. Si una playa equivale a un cielo despejado, una oficina, por el contrario...
La hipersensibilidad electromagnética (EHS), o electrohipersensibilidad, tiene lugar cuando la radiación electromagnética (EMF) a la cual te exponen tus aparatos electrónicos, supera la capacidad de tu cuerpo para lidiar con ella, desencadenando síntomas y enfermedades graves en tu organismo. Por eso, tener a la mano productos para reducir la radiación es tan importante en la búsqueda de tu bienestar, pues estos disminuyen el riesgo de adquirir este mal del Siglo XXI.