Hipersensibilidad Electromagnética

¿Desarrollaste una Hipersensibilidad Electromagnética?

La hipersensibilidad electromagnética (EHS), o electrohipersensibilidad, tiene lugar cuando la radiación electromagnética (EMF) a la cual te exponen tus aparatos electrónicos, supera la capacidad de tu cuerpo para lidiar con ella, desencadenando síntomas y enfermedades graves en tu organismo. Por eso, tener a la mano productos para reducir la radiación es tan importante en la búsqueda de tu bienestar, pues estos disminuyen el riesgo de adquirir este mal del Siglo XXI.

Esto se debe a que tu cuerpo no fue diseñado para lidiar con la presencia constante de electromagnetismo o contaminación ionizante. Por eso, cuando la cantidad de EMF es muy alta y te expones a ella sin productos para reducir la radiación, las señales se manifiestan. Algunas pueden aparecer como fatigas crónicas, pero otras pueden ser más serias, tratándose de fibromialgias, esclerosis múltiple y hasta cáncer. Algunos de los síntomas primarios y básicos pueden ser:
  • Erupciones en la piel, similares a las quemaduras.
  • Resplandor rojo sobre las cejas y el puente de la nariz.
  • Sarpullido en el área más expuesta.
  • Hipersensibilidad a la radiación.
  • Dolores e inflamación en los ganglios linfáticos.
  • Fatiga mental.
  • Debilidad en el lado derecho del cuerpo.
  • Depresión.
  • Daños en la vista.
  • Taquicardia.
  • Ataques de ansiedad.
  • Pequeñas protuberancias en áreas expuestas.
  • Presión detrás de los ojos, en especial del derecho.
Si identificas una o varias de las condiciones aquí mencionadas y eres consciente de que, a la vez, estás rodeado por un ambiente de alta concentración electromagnética, sin productos para reducir la radiación a la mano, te recomendamos visitar a un especialista. Además de eso, implementar una serie de consejos, que resultarán claves a la hora de reducir la radiación y sus efectos. Estos son:
  • Conocer las fuentes de radiación EMF de los lugares que frecuentas, para contrarrestarlas, eliminarlas o neutralizar sus efectos con productos especializados como los diseñados por Telmo Rehm, los cuales podrás encontrar en nuestra sección Productos para reducir la radiación.
  • No lleves metales pesados contigo. Recomendamos reemplazar las calzas dentales (o empastes elaborados con mercurio) con piezas de porcelana. Así mismo, remover alfileres, grapas propias de cirugías, joyas, o ropa de metal, así como alambres de tu ropa.
  • Aumenta el contenido de yodo. Compuestos con selenio, B-6 y magnesio ayudan a absorber este elemento químico. Si los consumes, te desintoxicarás de metales pesados, así como ayudarás a tu tiroides, reducirás el número de bacterias dañinas y tendrás protección celular en contra de la radiación. Algunos pacientes con cáncer tienen bajos índices de yodo.
  • Reequilibra el campo electromagnético de su cuerpo continuamente. Con nuestras placas DomoTelmo o nuestras placas autoadhesivas, podrás combatir los efectos de las ondas electromagnéticas. Además, también tenemos placas personales, de 5cm x 3.5cm, las cuales han sido muy recomendadas por médicos a la hora de disminuir las radiaciones y el estrés eléctrico.
  • Ten cuidado con el estrés. Como viste anteriormente, dos de los síntomas de la hipersensibilidad electromagnética son los ataques de ansiedad y la depresión. Si estás deprimido, estresado y no entiendes el porqué, puedes correr el riesgo de intentar algo perjudicial para tu salud.
Como puedes ver, los síntomas de la hipersensibilidad electromagnética son una realidad. De hecho, pueden destruir el estilo de vida que amas y llevarte a padecer diversas enfermedades, aun mortales. Para evitar esto, te invitamos a conocer más al respecto y a adquirir nuestras placas especiales, las cuales podrás conocer en nuestra sección Productos para reducir la radiación. Tal vez no puedas remover las ondas electromagnéticas de algunos lugares que te rodean, pero con nosotros, serás capaz de evitar que estas te afecten. ¡Visítanos!
Compártalo con amigos
0
0
0

Contacto

X
Escríbenos y resuelve todas tus dudas sobre nuestros productos y dónde comprarlos.

¿Cómo reducir los efectos de la contaminación electromagnética en tu salud?

Consejos bienestar y salud
La distancia recomendada para ver televisión es de 2,50 metros si es de 14 pulgadas, y 6 metros si es de 30 pulgadas. Conviene ubicar el TV en un área social, no en las habitaciones.
Consejos bienestar y salud
En tu habitación es recomendable separar al máximo la cama de la pared donde están los enchufes, así podremos descansar mejor.
Consejos bienestar y salud
Por norma general, no debemos instalar nunca los routers inalámbricos en los dormitorios (tampoco los puntos de acceso wifi).
Consejos bienestar y salud
Conseguir un sueño reparador se logra mediante dormitorios libres de contaminación electromagnética.

Dormir es una actividad que ayuda a recargar las células del cuerpo con más energía, limpia los desechos que quedan en el cerebro y ayuda a mejorar funciones como la memoria y el aprendizaje.
Sí, es verdad, la hipersensibilidad electromagnética o electrosensibilidad aumenta con el crecimiento de la contaminación electromagnética, la diferencias en la respuestas biológicas impiden definir la causa común...
Hoy en día es más facil tomar acciones para prevenir la contaminación electromagnética. Sin embargo, los usuarios de dispositivos electrónicos aún hoy reciben grandes cargas de radiación. Buscando evitarlo, te daremos algunos simples y útiles consejos.
¿Sabías que existen en la actualidad más de cien especies de rosas? Así es. Esta planta leñosa, con espinas, de la familia de las rosáceas, es codiciada en el mundo por su belleza, olor y significado. Sin embargo, aunque muchos desean esta flor, pocos conocen la infinidad de propiedades medicinales que posee, en la cual se basan decenas de productos naturales para la salud.
Nuestro cuerpo funciona bioelectricamente sincronizado con el electromagnetismo o radiación natural que en la mayoría de los casos se puede considerar apropiado para el desempeño de las funciones...
Muchos no conocemos que es la contaminación electromagnética y por esto no nos preocupamos por las causas que este tipo de contaminación pueda traer a nuestras vidas. Esta es resultado de la presencia diaria de diversas ondas generadas por electrodomésticos o procesos tecnológicos que afectan el funcionamiento de los procedimientos internos del cuerpo humano.