Productos para reducir la radiación

¿Cómo combatir la radiación a tu alrededor?

Llegar a casa luego de un día duro significa la promesa de descanso, comodidad, paz y alivio para ti, pero no necesariamente también para tu casa. De hecho, cuando tú buscas bajar tus revoluciones y relajarte, tu hogar entra en un momento de máxima actividad, puesto que enciendes luces, electrodomésticos y las tecnologías inalámbricas, como las de tu celular, rebotan por doquier. Lejos de experimentar una noche tranquila, te expones a un foco intenso de radiación electromagnética, es por eso que necesitas Productos para reducir la radiación.

Esta exposición significa graves riesgos para tu salud, bajones de energía, funcionamiento irregular en los sistemas de tu cuerpo e insuficiencias a la hora de recuperarte de diversas enfermedades; también puede afectar tu fertilidad y bebés en gestación.

Si bien los gobiernos han acordado que una exposición inferior a 1000 miligramos (mG) de radiación electromagnética es un índice aceptable, investigaciones reflejan que puede haber complicaciones biológicas por mucho menos. Tan solo dos mG impiden la acción anticancerígena natural de la melatonina, mientras que unos ínfimos 1.6 mG pueden doblar las opciones de que tu esperma tenga anomalías.

Estos niveles de contaminación electromagnética pueden variar. Si solo debes combatir la que viene de tus electrodomésticos, será más sencillo. Sin embargo, si cerca de tu casa hay torres repetidoras, o artefactos que usen grandes cantidades de radiación, los cuales tú no puedas remover ni alterar, la situación será más complicada y mudarte será la mejor opción. Sin embargo, la gran mayoría de casos se pueden resolver con pequeños ajustes y adquiriendo Productos para reducir la radiación. Estos cambios son:
  • Deja que la luz fluya. No todas las bombillas eléctricas son iguales. Los bombillos ahorradores, especialmente aquellos con espiral, pueden ser muy benéficos para el ahorro de energía, pero producen radiación de alta y baja frecuencia. Y justamente la alta frecuencia es muy peligrosa, puesto que viaja muy lejos y es absorbible por el cuerpo.

    Los atenuadores de luz tampoco son una buena solución, porque producen campos electromagnéticos peligrosos apenas se encienden, desde el interruptor, hasta la luz, saturando habitaciones enteras. Lo más recomendable es conseguir bombillos antiguos.
  • Selecciona con cuidado tus electrodomésticos. El horno microondas es el centro de muchas polémicas; al medirlo con implementos especiales, demuestra que es de los peores electrodomésticos que puedes tener, puesto que deja fugar la radiación. Si debes usarlo, nunca te quedes cerca. Aléjate al menos ocho metros. Es más, no permitas que los niños estén en la cocina mientras éste funciona.

    Otros electrodomésticos también producen radiación, pero la ventaja es que no pasas mucho tiempo a su lado. Por ejemplo, la lavadora. Otros son los casos de la televisión, el computador portátil o los teléfonos celulares. Por eso, recomendamos sentarse lejos de la TV y no tener una de ellas en tu habitación. También, no usar tu laptop sobre tus piernas, y, por último, utilizar audífonos al usar tu Smartphone.
  • Cuidado con lo inalámbrico. Cuando usas tecnología inalámbrica te conectas a la radiación que proviene de diversas clases de torres, o a dispositivos que producen radiación de alta frecuencia. Por eso, muchos países advierten a niños y mujeres embarazadas que mantengan su distancia. Si bien lo ideal es usar tecnologías con cables, las nuevas pantallas planas son la excepción a la regla, puesto que emiten mucho menos contaminación electromagnética que un televisor antiguo de tubos.
  • Cuidado en tu habitación. Es el lugar donde duermes. Sin embargo, también tienes ahí tu televisión conectada, así como otros electrodomésticos. No solo los apagues al usarlos. Sácalos, o desconéctalos cuando vayas a dormir. Además, no dejes tu celular cargando cerca de tu cama, pues esto genera campos electromagnéticos que estresan tu cuerpo, causando fatiga. Ten cuidado, en especial, si usas mantas eléctricas o si los marcos de tu cama son de metal; podrías estar durmiendo en una gran antena electromagnética.
Si no deseas purgar los electrodomésticos en tu hogar, una buena opción es adquirir Productos para reducir la radiación, como los nuestros, 100% efectivos y certificados. Conócelos en nuestra sección Placas autoadhesivas para reducir la radiación . Estas son la respuesta a tu necesidad, puesto que reducirán significativamente las ondas de tus electrodomésticos, desde su fuente misma. Descansa tranquilo, sin afectar tu salud. ¡No esperes más!
Compártalo con amigos
0
1
1
Compártalo con amigos

Contacto

X
Escríbenos y resuelve todas tus dudas sobre nuestros productos y dónde comprarlos.

¿Cómo reducir los efectos de la contaminación electromagnética en tu salud?

Consejos bienestar y salud
Evita a toda costa, dormir al lado de tu teléfono celular o teléfono inalámbrico. Idealmente, desconecta por la noche, otros electrodomésticos que se encuentren en tu habitación.
Consejos bienestar y salud
Existen lámparas blindadas que reducen los campos magnéticos. Las bombillas de bajo consumo contienen mercurio, pero existen alternativas, como las bombillas LED sin mercurio, que además no emiten radiación UVA y ahorran hasta un 88% de energía.
Consejos bienestar y salud
Tu vivienda no debería estar cerca de líneas de alta tensión, transformadores eléctricos, antenas de telefonía móvil, radares o repetidores de televisión y radio. Además es importante ventilar tu hogar a diario.
Consejos bienestar y salud
Las radiaciones afectan dependiendo el tiempo de exposición y la distancia a la fuente, a mayor tiempo, más exposición, a menor distancia, más exposición.

Se calcula que aproximadamente el 30% de la población mundial sufre de algún trastorno del sueño que le impide tener un descanso reparador...
El agua de rosa para la piel es uno de los elementos más sorprendentes que puedes agregar a tus hábitos de cuidado para la piel, ya que la suaviza y le da un brillo naturalmente saludable.
La compra de productos naturales para la salud no solo contribuye a tu bienestar, sino al del planeta entero. Si la llevas a cabo y la promueves, estarás incentivando métodos sostenibles de agricultura que deriven en alimentos sanos para la humanidad.
La hipersensibilidad electromagnética (EHS), o electrohipersensibilidad, tiene lugar cuando la radiación electromagnética (EMF) a la cual te exponen tus aparatos electrónicos, supera la capacidad de tu cuerpo para lidiar con ella, desencadenando síntomas y enfermedades graves en tu organismo. Por eso, tener a la mano productos para reducir la radiación es tan importante en la búsqueda de tu bienestar, pues estos disminuyen el riesgo de adquirir este mal del Siglo XXI.
Llegar a casa luego de un día duro significa la promesa de descanso, comodidad, paz y alivio para ti, pero no necesariamente también para tu casa. De hecho, cuando tú buscas bajar tus revoluciones y relajarte, tu hogar entra en un momento de máxima actividad, puesto que enciendes luces, electrodomésticos y las tecnologías inalámbricas, como las de tu celular, rebotan por doquier, es por eso que necesitas Productos para reducir la radiación.
¿Sabías que existen en la actualidad más de cien especies de rosas? Así es. Esta planta leñosa, con espinas, de la familia de las rosáceas, es codiciada en el mundo por su belleza, olor y significado. Sin embargo, aunque muchos desean esta flor, pocos conocen la infinidad de propiedades medicinales que posee, en la cual se basan decenas de productos naturales para la salud.